Qué tienen en común los agresores que ejercen violencia en contra de su pareja ?

violencia domestica 1

Si bien todas las parejas pueden tener discusiones y atravesar por momentos de tensión donde hay poca comprensión de los deseos y las necesidades del otro, se llega a un punto de violencia doméstica cuando se introduce la coerción (definición de coerción según el RAE:  Presión ejercida sobre alguien para forzar su voluntad o su conducta) o las amenazas para obtener lo que se desea, por ejemplo : relaciones sexuales, o que la persona agredida no salga de la casa, o que abandone los vínculos con su familia o amistades por capricho del agresor.

En general, los agresores buscan que progresivamente sus víctimas sean susceptibles de ser manipuladas y controladas. Pueden comenzar con amenazas creíbles que podrían tener consecuencias negativas sobre la víctima o un ser amado, por ejemplo : cuando se le amenaza de abusar sexualmente de sus hijos en caso de no acceder a sus caprichos. Si la víctima accede a las amenazas, incrementa la posibilidad de que  en el futuro el agresor le siga exigiendo cosas contra su voluntad.

tequieroteaporreo

Son patrones comunes de la violencia doméstica los siguientes :

-El agresor aprovecha situaciones como enfermedad o dependencia económica de la víctima, entre otras.

-La víctima posee una baja autoestima, dependencia emocional o aislamiento social/familiar -Pese a infringir abusos sistemáticamente, el agresor manipula a la víctima para hacerle entender que tiene el poder de protegerla y velar por su bienestar, por ejemplo: le propina golpizas causándole heridas, pero cuida a la víctima para “hacerla sentir mejor”.

-El agresor a menudo es un experto manipulador y el uso de su lenguaje va dirigido a persuadir a la víctima de que es inferior, mentalmente incompetente o inútil para desarrollar las labores de crianza de los hijos.

-El agresor por lo general usa las mismas técnicas de manipulación con otras mujeres en su vida: esposas, hijas, madres, empleadas mujeres.

-Si la víctima intenta alejarse de la relación destructiva, el agresor intentará perseguirla para recobrar el control físico y emocional. Lamentablemente, en muchos casos el asunto escala hasta consecuencias graves como el asesinato o heridas con consecuencias irreversibles como la transfiguración por ácido.