EQUIDAD MENSTRUAL:

NECESITAMOS TU AYUDA PARA ENTREGAR 10.000 COPAS MENSTRUALES EN 2020 A LAS CHICAS EN ÁREAS RURALES Y MUJERES EN CÁRCELES

COLOMBIA + MÉXICO 

Nuestro objetivo a través de la distribución de las copas menstruales es facilitar la vida de las niñas y mujeres, y facilitar una herramienta que les permitirá dejar de ver la menstruación como un problema.

En todo el mundo, hay miles de mujeres que todavía no tienen acceso a productos menstruales seguros, eficientes, ecológicos y económicos. ¡Queremos cambiar esto!

Las copas menstruales tienen el potencial de ayudar a las niñas y mujeres a:

MEJORAR SU SALUD :

a) Las copas menstruales mejoran la salud de las mujeres, la aceptación de nuestros cuerpos y la higiene menstrual.
A diferencia de las toallas y los tampones menstruales que contienen compuestos químicos como el cloro que se transforman en dioxina -un elemento altamente cancerígeno-, la copa menstrual está hecha de silicona de grado médico que no es tóxica y solo requiere agua caliente y jabón sin perfume para la esterilización.

AHORRAR MUCHO DINERO :

b) Las copas menstruales son excelentes para el bolsillo de las mujeres.
 Las toallas higiénicas y los tampones son costosos. Son productos de un solo uso. Y estos productos son inaccesibles para las niñas y las mujeres en la base social o en espacios limitados como prisiones, orfanatos, refugios o incluso en áreas rurales o indígenas.

A CUIDAR EL PLANETA :

c) Las copas menstruales reducen el desperdicio de plástico de degradación difícil que contamina las fuentes de agua.
Por cada mujer que usa la copa menstrual, se le ahorran al planeta 12,000 toallas higiénicas y 18,000 tampones no biodegradables que pesan entre 150 y 200 kilos, y que contribuyen a la contaminación del planeta.